Llevo un mes buscando sacos para esa época del año en que no sabes si ir abrigada o mas destapada, en que empieza el dia con frio y a mediodía hace calor y luego en la tarde vuelve a refrescar, aqui algunos consejos para una buena elección de un saco para gorditas.

Dentro de este mundo, nosotras encontrar sacos para gorditas se nos hace mas complicado porque generalmente tienden a ir muy ajustados en los brazos y también para la espalda.

Pero también tienen cosas buenas y es que si encontramos uno saco que nos encaje bien, las posibilidades para combinarlo son enormes y será de esas prendas que tendremos como muy apreciadas en nuestro armario de ropa para gorditas.

Generalmente el Saco se asocia a entornos de trabajo y entornos mas formales pero pienso que bien combinado con unos jeans y remera puede ser la combinación perfecta y ofrecer un aire casual muy favorecedor.

Además con la chaqueta abierta y un pantalón ajustado se consigue un efecto visual en que disimulará nuestra cadera y potenciará la ropa que llevamos.

En el saco, buscad que combine bien con la prenda que lleveis debajo y por regla general dejadlo abierto que “vuele” y creo que funciona mejor con pantalones que con falda (a no ser que sea ajustada).

Tened en cuenta también el material del saco, si es un material que cae o es mas dado a abultar tendreis que contrarestarlo con complementos que harmonicen el conjunto. Os ayudará y simplificará vuestra vida que el saco sea liso sin estampados complejos ni bloques de color. Los colores lisos ayudarán a combinar blusa para gordita y pantalón para gordita, tal y como ya os habia comentado en otras entradas.

Recordad pues, los sacos para gorditas son un gran aliado para nosotras pero hay que saber combinarlo correctamente y pensar en el conjunto de lo que queremos transmitir.